Andrea Baragaño

Comencé mi formación como joyera en el año 2005, en la escuela pública de joyería, orfebrería y esmaltes de Madrid, llegué allí sin saber a dónde iba y encontré en las tardes de taller el sosiego del sonido de las herramientas, la tranquilidad de la astillera, la inquietud de qué habrás tras ese bloque de cera por tallar… en todo eso encontré un bálsamo y una motivación de posibilidades sin fin. Encontré allí un medio para la expresión artística que me despertó.

Acabé mis estudios teniendo la gran suerte de hacer las prácticas al lado de dos artistas maravillosos, de mano de joyero y joyera antiguos e ideas de artista soñador, al acabar mis estudios traté de seguir formándome en la escuela del gremio de joyeros haciendo cursos de verano, tuve una beca para hacer cursos de vidrio en La Granja con artistas que me superaban, trabajé para una moderna y elegante diseñadora de tocados y compartí espacio de trabajo con una buenísima joyera además de otros artistas y diseñadores que oxigenaron mis intereses y aspiraciones… espero que por ósmosis algo haya quedado en mí.

El aprendizaje del oficio ha sido algo académico, muy autodidacta y bastante de introspección. No sé mucho. Sé qué quiero aprenderlo todo. Y que trabajando y tratando de resolver los problemas que me encuentro en el día a día del taller e investigando avanzo cada día otro poco.

Andrea

ab@abjoyas.com